✓ Categoría Navidad: incluye aquellas publicaciones que tienen contenido sobre las fiestas de Navidad en el blog La magia de las palabras ✒️

A veces para dar un paso adelante, hay que dar dos atrás. Es cierto que lo podemos ver como algo bastante negativo que nos puede afectar. Sin embargo, todo depende de la forma en que se mira.

Quizás sea un buen momento de parar, descansar y pensar detenidamente. Todo ello para tomar impulso y poder avanzar con más fuerza hacia nuestros objetivos, pudiendo ser estos los mismos o incluso diferentes.

Esta pequeña reflexión la comparto ahora, que me estoy leyendo El mundo amarillo de Albert Espinosa. Porque sinceramente, llevaba tiempo queriendo leer libros de este autor, pero entre trabajo, cursos y la vida diaria, no le hacía un hueco.

Creo que en los momentos actuales es lo que nos hace falta: alguien que nos transmita alegría, motivación y mensajes positivos, pues aunque haya tenido momentos e incluso años realmente duros en su vida, no se ha venido abajo y lo ha utilizado como aprendizaje. De hecho, Albert Espinosa, me parece todo un ejemplo de superación y de admiración. Con este libro, no puedo hacer más que reafirmarlo, recomendarlo y querer seguir descubriendo sus libros.

Tomando impulso - El mundo amarillo

También os puedo contar que he terminado un curso de francés porque me hacía ilusión retomar el idioma de cuando estudiaba en el instituto. Aparte de que los idiomas nunca están de más.

Por otro lado, actualmente no podemos realizar deporte en el gimnasio, en la piscina o en un centro. Entonces, toca buscar soluciones: yo he decidido buscar un lugar y un tiempo para hacer deporte en casa. Mente y cuerpo lo merecen.

Y mientras, como se acerca peligrosamente la Navidad, aprovecho para mirar los regalos que voy a hacer en estas fiestas… ya que a pesar de que aún no se sabe si este año habrá Navidad, y aunque decidamos no juntarnos por precaución, un pedacito de magia y de ilusión en forma de regalo, no hace daño a nadie y se puede dar más adelante 😉

Autora del texto: Natalia Ortiz

Fuentes de las imágenes: Pixabay